maxresdefault-2

La vida de todo jesuita se inicia en el Noviciado, un período de dos años de probación en el que los nuevos admitidos a la Compañía son acompañados por el Maestro de Novicios y otros padres o hermanos formadores, quienes constituyen una comunidad de vida y de fe.

En el Noviciado, los futuros jesuitas sitúan su vocación dentro de una perspectiva de historia de vida en la que Dios va haciendo camino junto a cada uno de ellos, camino que se inició desde tiempos previos al ingreso a la Compañía de Jesús. Tres aspectos fundamentales en esta etapa de formación del novicio son: la adquisición de un conocimiento y una relación más profunda con Dios; un mayor conocimiento de uno mismo; y una gradual y firme convicción a seguir la vocación en la Orden. Es el deseo de seguir a Cristo en esta Compañía y el de vivir la fe entregado a la misión que consiste en todo amar y servir, siguiendo el ejemplo de san Ignacio de Loyola y de otros tantos jesuitas que dieron su vida al Señor, lo que motiva las oraciones, clases, pláticas espirituales, labores manuales y actividades apostólicas de los novicios.

En la República Dominicana lleva por nombre: Noviciado Jesuita San Estanislao de Kotska y se ubica en la comunidad de Gurabo, Santiago. El maestro de novicios es el P. Juan Ayala, SJ.

El número de contacto es 1 809-736-7432