González Herrero
P. Silvio





(1910 - 2002)
 

Cuando cumplió sus 60 años de Compañía en 1988, junto con los PP. Ceferino Ruiz y Luis González Posada, él mismo escribió unas notas autobiográficas breves que decían así:

"Nací en un pueblo de trabajadores campesinos cerca de Carrión. A Carrión fui en burro para conocer quiénes eran aquellos jesuitas. Un tren me llevó hace 60 años a Salamanca, y por haberme hecho jesuita, los amos aquellos de la República me dieron diez días de plazo para largarme al destierro en pleno invierno (últimos días de enero). De aquel primer destierro en Bélgica, salí con vocación de misionero, embarcado para China. Cuando ya allí me reconocía inculturizado, identificado plenamente con los pobres chinitos, tras largos y durísimos días de cárcel, por segunda vez fui expulsado, ahora por los abanderados del progresismo comunista; y así, dando tumbos por la redondez de la tierra, caí en La Habana. Amplié allí y adapté la Electromecánica de Belén para que los pobres de Cuba que querían adiestrarse para el trabajo, viéndome trabajar aprendieran a ganarse la vida dignamente mediante el trabajo cualificado. ¡Tercera expulsión! Bandas comunistas asaltan un día violentamente la Escuela: los pobres aprendices, a la calle; el maestro, con lo puesto y entre guardias a otro barco. ¡Mi tercer destierro!".

Lo que él no quiso resumir es lo siguiente:

Nació el 12 de octubre de 1910 en Villarrabé, un pueblo de Palencia (España). A los catorce años ingresó como candidato en la Escuela Apostólica de Carrión de los Condes en la misma provincia de Palencia. Allí estaría hasta que el 3 de septiembre de 1928 fue aceptado en el noviciado de Salamanca (España). Al año de haber comenzado el Juniorado, tuvo que viajar con su comunidad al exilio de Arlón (Bélgica), y pocos meses después a Marquain (Bélgica), y luego en Lille (Francia). Estudió Filosofía en Marneffe (Bélgica), y al concluirla en 1935 emprendió un viaje más largo: Fue destinado a la misión de Anking (China).

Allí estaría hasta 1952, terminando sus estudios de la lengua y luego los de Teología, recibiendo el sacerdocio en Wuhu el 31 de mayo de 1941. Durante esos años fue profesor de Matemáticas del seminario menor de Kweichih, y luego ministro y procurador de la residencia de Anking. Hizo los últimos votos en Kueichih el 2 de febrero de 1946. Después de estar en la cárcel durante unos meses, fue expulsado en 1951, y se refugió en Manila (Filipinas). Allí aparece en noviembre de 1951 con el nombre de "Yong".

Su nuevo destino, al menos durante los siguientes treinta años, sería Cuba. Allí estaba ya a finales de enero de 1953 como director de la que aún se llamaba Escuela Nocturna Electromecánica "Padre Maturino de Castro", cuya dirección había heredado del P. Angel Arias Juez, que había venido a San Cristóbal a organizar, fundar y dirigir el Instituto Politécnico Loyola.

Cuando las cosas cambiaron en la vecina isla, el padre Silvio viajó a España en la motonave "Covadonga", y de allí fue enviado a Santo Domingo. En el Colegio Loyola se ocupó de otra escuela nocturna durante breve tiempo, y sucedió al que había sido su predecesor: El 23 de julio de 1962 era nombrado rector del Instituto Politécnico Loyola y allí estuvo haciendo obras y reformas hasta 1966, en que pasaría a ser ministro. En realidad, cuando estaba ya en su tercer año de rectorado, y ante la posibilidad de volver al Extremo Oriente, solicitó al provincial ir a España o quedarse en el país.

Durante dos años (1967-1969), fue superior de la que era entonces Casa Noviciado Manresa-Loyola, y durante un año fue presidente de la CONDOR (1967-1968). Al terminar su misión en Manresa, se convirtió en primer párroco de Santo Domingo Savio, una antigua capilla de Los Guandules en manos de los Salesianos que la construyeron en 1959. Lo que era una capilla de madera el día de su instalación (31 de julio de 1969), se convertiría dos años después en un templo con casa curial y escuela de 20 aulas.

Cuando terminó su trabajo allí en 1973 fue rector del Colegio Agrícola de Dajabón, y luego iría al Colegio Loyola a encargarse de la Escuela Primaria y las obras del edificio de aulas del colegio. Durante ese tiempo creó lo que en 1985 sería parroquia de La Hora de Dios en Buenos Aires (Herrera), de la que Su Eminencia el Cardenal López Rodríguez quiso luego hacerle Administrador Parroquial.

Ha sido probablemente uno de los jesuitas más condecorado y homenajeado. Los egresados de la Escuela Electromecánica de La Habana le entregaron en Miami una placa de reconocimiento el 5 de enero de 1986, y a los tres años le harían un homenaje también en Miami (19 agosto 1989). El Colegio Agrícola de Dajabón le entregó una placa de reconocimiento a su labor y rectoría el 27 de enero de 1996, y dos promociones del Liceo Nocturno Loyola haría otro tanto el 4 de diciembre de 1993 y el 1º de noviembre de 1996.

Por fin, el rey Juan Carlos I le otorgaba el Cruz de Caballero de la Orden del Mérito Civil el 27 de julio de 1995.

Esta pequeña nota biográfica fue preparada por el P. José Luis Sáez, S.J.

 
Inicio
 
Compañía de Jesús - Provincia de las Antillas
Secciones de Camagüey, Cienfuegos, La Habana, Santiago de Cuba, Miami
Azua, Dajabón, La Vega, San Cristóbal, Santiago y Santo Domingo